PROTECCIÓN FACIAL

El rostro está en primera linea.

Un elevado número de accidentes dejan importantes secuelas en la cara. Para evitarlo, puedes proteger tu cara con elementos de protección facial como los que te presentamos a continuación.

 

PANTALLAS

UNA PANTALLA FRENTE A AGRESIONES. Estas pantallas están diseñadas para protegerte de algunos peligros derivados de tu función, tales como ...
Ver productos

MÁSCARAS Y MASCARILLAS

ANTE TODO, PREVENCIÓN. Las máscaras y mascarillas ofrecen una protección completa para nuestra cara ante las agresiones que puede representar ...
Ver productos

Una protección sencilla nos ahorrará problemas.


En efecto, nuestra cara recibe en primer lugar los daños de multitud de percances, dentro y fuera del ámbito del trabajo. Una correcta protección no es difícil de conseguir en esta parte del cuerpo y ahorra muchas secuelas.

Dentro del ámbito socio-sanitario, una mascarilla adecuada y homologada protegerá al personal de bacterias o virus que, aparte de ser un peligro para dicho personal, constituyen un peligro potencial de transmisión para todos.

También encontramos otros sectores en los que una mascarilla, máscara o pantalla resulta crucial, como por ejemplo en trabajos de pintura, archivo de documentos, o industrias donde se trabaje con disolventes, elementos corrosivos o abrasivos, con peligro de provocar quemaduras, o materiales cuyo desprendimiento en forma de esquirlas o virutas pueda dañar nuestro rostro.

También en el entorno privado cada vez más las personas deciden utilizar estas protecciones a la hora de proteger sus vías respiratorias de partículas de polvo o polen.

Además, a raíz de la pandemia mundial del COVID-19, millones de personas en todo el mundo han elegido autoprotegerse con mascarillas reutilizables o desechables para no contagiar ni ser contagiados por los demás.